sábado, 6 de abril de 2019

Corredor NO Torre del Friero


https://photos.app.goo.gl/62y9AEdNqFwg9QNg6
Fotos aquí.


Estamos casi en abril y uno tenía ya la cabeza en modo roca caliente. Lo curioso es que la gente seguía colgando entradas de actividades por Picos, contando unas condiciones increíbles para lo avanzado de la estación y para las impresiones que yo tenía - hacía tres semanas que nos metimos en "un diamante en tu bolsillo" y tuvimos que dar más vueltas que un pulpo en un garaje para poder encontrar tramos practicables por donde poder progresar - Sea como fuere, la cuestión es que se me encendió la bombilla y pensé en ir a enredar al Friero, no a la "estrecha", si no a una de esas vías que poco se debe repetir y que hasta hace unos pocos años era una olvidada, pues no había mucha información sobre ella. La NO al Friero, se puso de actualidad gracias a "guiasdelpicu" que repitieron el itinerario y lo sacaron del ostracismo donde se encontraba la ruta - aquí podéis encontrar la historia de esa repetición - 

Personalmente yo conocía ese sector del Friero porque en el año 2005, con mi amigo Aviño, nos adentramos por esas canales también sin conocer y tratando de encontrar una línea que nos llevase a la cumbre. Las condiciones no eran buenas y los actores tampoco estaban muy sobrados por lo que después de bregar arduamente nos retiramos bastante arriba. Para mí tenía un doble aliciente esta ruta, por un lado repetir esta joyita y por otro, reconocer si seguía alguna de las canales por donde Aviño y yo nos habíamos adentrado en aquella lejana ocasión. Lastimosamente, las referencias fotográficas que tengo son penosas y poco me han podido aportar; sin duda que nosotros entramos por otro punto y tengo dudas en qué momento nos separamos de esta línea - uno va mayor y la memoria me falla -

Aperturistas
No esta muy claro, pero en el relato de "guíasdelpicu" lo comentan.

Itinerario
En esta ocasión lié a mi amigo Antón y sobre las 5:30h comenzamos a caminar desde Cordiñanes. Hasta la Vega de Asotín nada de nieve y no es hasta que comienzas la canal Ancha que no es necesario ponerse los crampones. La progresión se hace rápido pues la nieve no está excesivamente dura, ni nos hundimos hasta las rodillas, pero con calma, que son una porrada de metros. Alcanzamos la zona donde la canal Ancha se abre hacia su izquierda y enfilamos la Aguja Bífida hasta entrar en unas canales muy características - en aquella incursión con Aviño sé que anduvimos por aquí pero no tengo claro en qué momento nos separamos de la línea que en esta ocasión seguimos - Montamos la primera reunión para superar el primer obstáculo de la jornada, una fisura/diedro muy pulida con nieve sin transformar y sin gota de hielo, que hace bastante "interesante" alcanzar ese clavo invertido que te indica que estás en la vía, pero que tampoco da una gran confianza para salir del paso. Consigo remontar, la fisura se abre hacia la derecha pero se sale por la izquierda, por una pala de nieve inestable, pero que me permite llegar a un muro donde se monta una buena reunión.

Sales hacia la derecha, para ganar una canal que nace en la fisura que anteriormente habíamos abandonado - aquí alguien dejó una cinta puenteando un bloque - Alcanzar la canal es una cuestión de equilibrio incómodo, porque no hay hielo, los apoyos con los crampones son sobre roca pulidita y hasta que no encuentras donde ganchear vas con el ojete apretado. Progresas por la canal hasta un resalte de bloques que si bien tampoco presentan hielo, se deja proteger bien y resulta la tirada más divertida del día, si bien con cuidado porque alguno está para llevárselo puesto. Monto reunión sobre el margen derecho de la campa de nieve que aparece sobre mi.


Superas la campa de nieve y con tendencia a la izquierda vas a buscar un zona mixta que nos llevará a una canal oculta, pegada a la pared NO del Friero. Las condiciones eran tan malas que los bloques donde gancheaba se movían todos, tuve que hacer una labor de desescombro importante. La canal/chimenea debe ser una gozada si estuviera con hielo, pero para mi fue un suplicio por lo inconsistente de la nieve y por el roce de las cuerdas. Supero la chimenea y ya con Antón en ensamble, monto reunión en un bloque justo donde comienza el corredor final.

Canal de salida para Antón, de esas que todos quisiéramos para finalizar una vía, encajonada y que nos deposita en una cresta de vistas deliciosas, muy cerca de la cumbre.

Alrededor de las 14:30h estamos arriba, nos tomamos un refrigerio y a descender antes de que nos pille el marrón. 

Material
Juego de Totems completo, un número 3 de Camalot, juego de fisureros, tres clavos (no usamos), tres tornillos (no usamos), 10 cintas.

Referencias
El mejor croquis es el que hicieron "Guiasdelpicu":
Fuente: https://guiasdelpicu.blogspot.com/2017/02/canal-nw-del-friero-una-antigua.html
 







martes, 19 de febrero de 2019

Aguja de l'S. Vía Cara Este, 450m, 30º 6a


Fotos aquí

La resignación no se si es un estado de ánimo o una bofetada realista, pero acercándose la fecha de retorno de nuestro viaje patagónico teníamos muy claro que nuestro anhelado objetivo no iba a ser posible. El viento austral desmelenado, las nevadas veraniegas y la falta de brechas estables habían dictaminado, desde hacía muchos días, la sentencia a nuestro viaje - prohibido venir a Patagonia con una idea fijaadaptarse o resignarse - La bofetada llegó y creo que supimos encajarla, nos amoldamos y realizamos una serie de actividades que nos sirvieron para conocer lo que representan estas montañas que rodean al Chaltén. Adquirí una visión mucho más exacta de este enclave llamado Patagonia, de la que me llevé en nuestro “exitoso” viaje anterior, realmente lo situé en el mapa de mis sentidos y creo que ahora sí puedo decir, que soy un “patagónico desesperado”.

La Aguja de l'S se encuentra en el extremo más meridional del cordal del Fitz Roy. Es una de esas cumbres que suelen ser un buen objetivo para tener una primera toma de contacto con la escalada en Patagonia o como recurso en caso de alguna ventana corta. Su vía Austríaca (350m, 50º, 6a. Hans Bärnthaler-Ewald Lidl, 1987) es una de las más repetidas de la zona. En nuestro caso, teníamos como objetivo escalar en la aguja Rafael Juárez (Lüthi-Domínguez + Anglo-Americana. 450m 70º, 6b, A1), pero una visual al estado del glaciar, tremendamente abierto con grietas tapadas por la nieve recién caída y con altas temperaturas, nos hizo replantearnos nuestro destino – nuevamente adaptándonos – Improvisamos un cambio de estrategia y gracias a la info que nos facilitaron nuestros colegas italianos y Diego, nos dirigimos a esta vía, de no mucha entidad, por lo poco sostenida de la misma, pero que sin duda nos permitió paladear las buenas sensaciones de alcanzar una cumbre en este inmenso enclable alpinístico que es la Patagonia.

Fechas
Actividad realizada del 17 (acercamiento) al 18 (escalada y retorno) de enero de 2019.

Aperturistas
Vía Cara Este, 450m, 30º 6a. Bernard Amy et al (1968)

Acercamiento
Salimos del Chaltén nuevamente en dirección a la laguna de los Tres, pero en esta ocasión al pasar el Campamento Poincenot, se coge una senda que sigue en paralelo el arroyo que baja de la Laguna Sucia. Inicialmente, podemos ver algún cartel de Parques Nacionales que desaconseja su tránsito pero en cuanto lleguemos a un gran bloque, que nos obligará a realizar una pequeña trepada por su derecha para salvarlo, en seguida aparecerán hitos. Se sigue por el margen derecho natural del arroyo (por el izquierdo según se asciende) siempre muy cerca del nivel del agua y de esta manera, sorteando bloques, alcanzaremos la laguna Sucia y su incomparable visión – uno de esos miradores naturales indescriptibles - Contornearla pegados al límite del agua (vertiente norte), hasta que prácticamente lleguemos al arroyo que cae del glaciar Río Blanco Superior. Subir por el pedrero, salvando mucho desnivel al estilo patagónico, cruzar o vadear el arroyo bastante arriba, cerca de unas piedras donde se situa el vivac Suizo o Snycher. A la izquierda y por encima de esta cueva, hay una zona donde se pueden plantar tiendas si el vivac está muy concurrido. Calculad unas cinco o seis horas desde el Chaltén.

Actividad
4:15am salimos del vivac y en poco más de 15 minutos te plantas en el glaciar. Los primeros tramos dejan ver numerosas grietas con muy mala pinta y a pesar de ser una hora temprana el estado de la nieve no es el más adecuado. Nos dirigimos a la base de la pared y al llegar a ella unos amables americanos nos dejan pasar por delante, tenían claro que ellos iban lentos y no se sonrojaron por cedernos el paso. La vía presenta tres tramos: un primero de unos cinco largos, donde se escala entorno 6a como máximo (tal vez el segundo es el más fino), un segundo tramo donde te calzas las botas y entre bloques y neveros buscas la línea más cómoda para alcanzar la base de la pirámide somital y la última sección, donde te pones nuevamente los gatos, y afrontas dos largos muy disfrutones en los que se protege perfectamente, aunque con roca algo dudosa. Sobre las 6:30 am comienza Xose con la primera tirada y alrededor de las 11:00h estamos en su afilada cumbre.
Foto Xose: Llegando a la R3

El descenso se realiza por la misma vía. Nos cruzamos con la cordada americana que venía bastante abajo, seguimos hasta alcanzar el glaciar y sobre las 15:00h el vivac. Sabíamos que al día siguiente, la Pachamama tenía pensado desencadenar una tremenda ciclógénesis sobre el macizo y que ya por la tarde, el día comenzaría a ponerse peligroso, por lo que descansamos un par de horas, recogimos y nos tiramos hacia abajo. Las rachas de viento antes de llegar a la laguna Sucia, por momentos fueron tan fuertes, que nos zarandearon durante todo el pedrero como si fuéramos unos matojos. Lo curioso fue que en la laguna, la calma afloró y lo que hacía unos minutos era un infierno en ciernes, se transformó en una falsa quietud que cualquiera diría que estábamos locos por venir tan alterados. Seguimos hasta el Campamento Poincenot y viendo la hora, decidimos emigrar del tirón hasta el Chaltén en donde pudimos tirar la enjundiosas mochilas sobre las 21:15h. 

Fueron 21 h de actividad, a pesar de la paliza si algo estaba claro, era que ese día 18 había que escapar de la montaña, lo que se avecinaba meteorológicamente no era para contemplarlo de cerca. Por desgracia, posteriormente nos enteramos, que en esos días se produjeron tres muertes en el Fitz Roy.
Foto Xose: en el último largo

Material
2 cuerdas de 60m, 1 piolet, crampones, unas 10 cintas, cordino para abandonar, un juego de fisureros, un juego completo de totems (repetir los números pequeños hasta el rojo) y un número 3 de Camalot.

sábado, 9 de febrero de 2019

Campo de hielo Patagónico Sur o Vuelta al hielo

https://photos.app.goo.gl/5K2sypbRcqjRrcEG8
Fotos aquí


Se trata de la tercera extensión de hielo terrestre más grande del mundo después de la Antártida y de Groenlandia. Parte de esa extensión se encuentra definida en los mapas dentro de un rectángulo a la espera de que los países implicados, Chile y Argentina, se pongan de acuerdo en sus lindes – seguro que hay algún gallego responsable de andar moviendo los marcos -
En el Chaltén se rumorea, se comenta, se dice; un aspecto que tiene visos de ser una leyenda austral o un “fake news” sin fundamento: nos informaron que con cierta periodicidad, los agentes aduaneros de Chile suelen aterrizar con su avioneta en el campo de hielo y con motos de nieve, se hacen un recorrido por el y van pidiendo los “papeles” a las personas que se pudiesen encontrar atravesando tan magnífico paraje. A pesar de lo absurda y cómica que pueda parecer tal situación, para evitar salir en todos los noticiarios, pasamos por la gendarmería del Chalten a sellar la salida del territorio argentino – si nos encontramos con un policía chileno en pleno hielo y nos pide el pasaporte para sellárnoslo creo que nadie nos creería, por mucho que nos estampase el documento -
Sea como fuera o fuese, para llegar a esta vasta extensión helada y poder pisarla, se hace necesario recorrer más de 80Km por morrenas, bosques, praderas, nieve y hielo. Realizar vadeos y pasos por tirolinas. Llevar a la espalda lo necesario para ser autosuficiente durante los días de actividad y por supuesto, tener ganas de aventura. “Trekking extremo” patagónico, una actividad que no dejará indiferente a nadie que se anime a realizarla y donde podremos contemplar la inmensidad de este campo de hielo así como los glaciares que manan de el: trekking con mayúsculas. ¡¡Indispensable!!

Nosotros lo hicimos en cuatro días con tres vivacs, a buen ritmo y tratando de dejar la previsión de tiempo aceptable para los días en los que se cruza el hielo austral. La Pachamama se comportó y nos dio cierta tregua, aunque siempre estuvo ahí, recordándonos lo que es la aventura austral.
Fechas
Actividad realizada del 12 al 15 de enero de 2019.


Actividad
12/01
Jerri nos lleva hasta Puente Eléctrico. De aquí por terreno conocido nos dirigimos hacia Piedra del Fraile. Allí esquivamos el albergue para evitar posibles cobros. Seguimos una ruta hitada que va por el lado izquierdo del curso del río según ascendemos. Al acercarnos al lago Eléctrico tendremos que salvar el arroyo Pollone, que dependiendo del caudal nos puede obligar a remontar bastante el arroyo buscando un lugar para vadear de una forma cómoda y segura. Seguimos los hitos por una zona escarpada de buena roca que va sorteando el lago y que nos llevará a la zona de vivac de la Playita. A partir de aquí, la ruta va hacia el cordón Marconi y antes de llegar a la laguna del mismo nombre, nos desviamos hacia el Norte, por una traza difusa pero que nos dejará en una tirolina que permite sortear el cauce y el cañón que genera el arroyo que desciende de la laguna Marconi - actualmente no se recomienda seguir la ruta habitual hacia el paso Marconi por peligro de desprendimientos de seracs en algunas partes de la misma - Remontamos hacia la canal por la que cae un torrente embravecido proveniente de la Laguna de los 14. Al inicio no hay mucha traza pero poco a poco irán emergiendo hitos. Buscamos una zona protegida del viento para nuestro primer vivac a unos 15 minutos por debajo de la laguna. Esta jornada nos llevó unas 6 horas.
Por encima de la Laguna de los 14

13/01
Seguimos hitos, superamos la Laguna de los 14 y nos aproximamos a la cabecera del glaciar Morro Alto, buscamos la zona de paso más abierta y segura pero siempre tratando de alcanzar la parte superior de la cresta del cerro El Morro. Seguimos el glaciar en travesía en busca de unas últimas estribaciones rocosas que delimitan la entrada al glaciar Gorra Blanca Sur y de ahí hacia el paso Marconi y el Campo de Hielo. Hasta el Circo de los Altares es un largo trayecto por un desierto de hielo, siempre en paralelo al Cordón Marconi. No apreciamos grietas, salvo llegando al circo. A la hora de refugiarse en los Altares, creo que es mejor buscar la morrena para entrar por ahí y no ir directamente a la punta que delimita la entrada del mismo, por encontrarse más agrietado. Una vez dentro, el viento amaina bastante y entre bloques hay que buscar un buen emplazamiento para la tienda, aunque será sobre hielo. Esta larga etapa nos llevó unas 7 horas, donde se salva cierto desnivel únicamente al principio de la misma, luego se convierte en una planicie helada y sobrecogedora que culminará con la magnífica visión de la vertiente oeste del macizo del Cerro Torre.
Circo de los Altares


14/01
Salimos del Circo de los Altares por su morrena central y nos abrimos buscando el campo de hielo. Seguimos en paralelo al murallón del Viedma y en dirección sur. Empezamos a ver grietas pequeñas pero inquietantes, por lo que progresivamente fuimos acercándonos hacia la zona interior donde había restos de la morrena del glaciar Viedma. Comenzamos a divisar una zona donde el glaciar afloraba muy abierto y a su derecha un promontorio rocoso evidente. Decidimos acercarnos a tierra por la izquierda de las grietas y creo que la entrada correcta sería por la zona rocosa y seguir la morrena que debe continuar hasta la lagunilla de los Esquíes. Nosotros ganamos tierra sin dificultades pero tuvimos que volver al hielo para alcanzar la entrada adecuada a la laguna. Una vez en ésta empiezan a aparecer hitos que se siguen hasta alcanzar la laguna Ferrari, en ese momento, la senda empieza a ganar altura progresivamente por una ladera de piedra negra en su margen izquierdo y que claramente nos llevará al Paso del Viento. Antes de esta laguna aparecen algunas otras que en el mapa no vienen reseñadas y que nos podrían confundir, pero el paso es muy característico y la mejor referencia es la de esa subida de izquierda a derecha sobre piedra diferente a la de la morrena sobre la que uno estaba progresando. 

El descenso es vertiginoso y largo. Encontraremos primeramente la laguna Túnel Superior, donde hay vivacs, y posteriormente se pisa en parte el glaciar Río Túnel Inferior, para seguir por hitos hasta una tirolina, que nos permitirá rodear por el margen izquierdo la Laguna Toro. Al final de la misma, en un bosque resguardado de Lengas, encontraremos una zona de vivac muy concurrida y bien protegida del viento. Etapa larga de unas 11 horas, si bien, nosotros enredamos casi dos horas pensando que nos habíamos pasado el collado del Viento. Las vistas y dimensiones del campo de hielo desde el paso del viento son acongojantes o incluso acojonantes..
Llegando al Paso del Viento

15/01
La etapa más rápida, unas cuatro horas y cuarto. En nuestro caso tuvimos que hacer dos vadeos porque el río Túnel bajaba bastante crecido. Llegaremos a una especie de braña a partir de la cual el camino asciende siempre de manera progresiva ganando ladera. El paisaje es mayoritariamente de pastos, con bosques de lengas intercalados, y por donde veremos vacas marrones con pintas blancas, abundantemente – los futuros asados - La senda comenzará a bajar y se juntará con la ruta que va hacia el alto del Pliegue Tumbado y de manera continuada nos dejará en la Casa del Parque de los Glaciares y por ende en el Chaltén.
TREKKING EXTREMO PATAGÓNICO.
Material
Nosotros llevamos: crampones, arnés, unos mosquetones de seguro y cordinos para pasar las tirolinas, tienda o carpa, saco, esterilla, hornillo, comida para cuatro días.
 

jueves, 31 de enero de 2019

Intento Aguja Poincenot

https://photos.app.goo.gl/DhPstxYKBwENcMpw9
Fotos aquí
De vuelta en la Patagonia con nuevos objetivos y anhelos que en esta ocasión se chocarán con una realidad que nosotros no habíamos paladeado en nuestra anterior incursión hace ya tres años. Aquí el dios eolo es un desconocido, aquí se venera a la Pachamama, una diosa que pasa de costumbres y de mitologías, ésta va a su puñetera bola, sopla por doquier sin ton ni son, al ritmo que le apetece; le da igual que Donal Trump cape la NOAA, ella a lo suyo, a soplar y a nevar en pleno verano; le da igual lo juntas que estén las isobaras en los modelos europeos, ella es más del meteoblue; le da igual que las paredes estén llenas de escarcha y en vez de gatos se escale con crampones sobre el granito, ella a lo suyo, a seguir nevando y a llenar las fisuras de agua sólida; le da igual si es Niño, Niña o mellizos, ella no entiende de géneros: ventiscas, huracanes, ciclogénesis, ráfagas son sus sustantivos favoritos. ¡¡Pachamama nos has jodido bien!! Recordad: "una cumbre en Patagonia siempre es algo más".
Fecha de la actividad
Acercamiento, escalada y regreso al Chaltén, los días 8, 9 y 10 de enero de 2019, respectivamente.

Ruta y aperturistas  
Whillans-Cochrane, 550m. 70º, M4, V+. 
La ruta fue abierta en enero de 1962 por Frank Cochrane y Don Whillans.

Acercamiento.
Desde el Chaltén se sigue una de las rutas más características y frecuentadas del Parque Nacional de los Glaciares, la que se dirige a la Laguna de los Tres, pasando previamente por el campamento Poincenot y Río Blanco. Son alrededor de unos 10 km que si bien en los carteles de inicio de ruta la estiman en cerca de 6 horas, en algo menos de cuatro nos plantamos allí. La ruta presenta su mayor dificultad en los dos últimos kilómetros, donde se salva un gran desnivel y las ordas de trekkers que bajan y suben a distintos ritmos, pueden comprometer tanto el paso de ascenso como en algún caso la paciencia. Observaréis estampas de todo tipo y por momentos puede parecer que nos encontramos frente a una ruta de peregrinación o de devoción mariana. 



Desde la Laguna de los Tres, se asciende por su ramal izquierdo hasta encontrar unas cuerdas fijas, que facilitarán un destrepe bastante aéreo sobre la Laguna. Se remonta siguiendo hitos hasta llegar a una pequeña laguna al pie del glaciar de los Tres, donde nosotros decidimos acampar. También es posible subir hasta paso Superior y vivaquear allí para atacar las agujas, pero son alrededor de unas dos horas más desde este emplazamiento, por lo que preferimos quedarnos más abajo y salvar más desnivel, pero subir ligeros.


 

Itinerario 
Salimos a la 1:16 am en dirección al collado Madsen, pero sin subir a el. Se travesea sobre nieve hasta alcanzar una zona rocosa que presenta una cuerda fija y que nos llevará al filo del cordal de la Punta Velluda, para proseguir nuevamente por nieve y llegar el vivac de Paso Superior en unas dos horas. Remontamos el glaciar buscando la rimaya de inicio de la vía y sobre las 4:30 h comenzamos la canal. Las condiciones en la montaña no eran las más ideales, nieve recién caída se juntaba con el poco hielo que debería haber en los tramos claves.

La primera parte de la vía no tiene pérdida, se sigue una canal en diagonal de derecha a izquierda de unos 200m, donde encontraremos reuniones montadas que se usan para el descenso. Las tiradas se hacen a tope de cuerda y solo presenta un pequeño resalte un poco más vertical (70º) que si tiene hielo no te enteras pero si no lo hay, cómo era el caso, hay que ir un poco más fino. La inclinación media rondará los 55°. Una vez terminada la parte nivosa, entramos en la zona de mixto con el largo clave de la vía. Una fisura ancha que debería presentar hielo en abundancia, pero en esta ocasión sólo se encontraba en el fondo de la misma por lo que la progresión resultaba complicada porque te obligaba a ir medio empotrado y gancheando en el granito. Xose se lo curra bien y a partir de aquí la ruta será un continuo mixto, con nieve inconsistente por doquier. 


Supuestamente la parte superior debería ser una zona de trepadas fáciles en roca, pero con la nieve cubriendo todas las repisas y fisuras hace que se vuelva mucho más técnica y lenta. Lamentablemente, no subimos ningún crokis de esta parte, por lo que empezamos a seguir la traza que se observaba, sin saber que está huella nos llevaría por un periplo laberíntico alrededor de la parte superior de la Poincenot. Empezamos a tener la sensación de que no estábamos en la vía y más cuando alguna cordada que venían por detrás, seguía un itinerario diferente y que luego comprobamos que se trataba de la variante directa, que sigue la línea de rápeles y que las reseñas indican que se use para bajar y no para subir.
La cumbre casi parecía estar ahí, pero nosotros seguíamos serpenteando y por momentos con pasos excesivamente expo, para lo que se suponía eran estos largos somitales. Sobre las 18:30h decidimos darnos la vuelta, la cumbre estaba muy cerca pero la traza a seguir nos hacía dudar de si realmente nos llevaría a ella o nos embarcaría aún más. Llegamos a la tienda a las 00:16, 23 h de actividad. Cerca de 1800m de desnivel positivo y con la lección que ya sabíamos grabada en la cabeza, Patagonia es esquiva y nunca se puede subestimar, por eso las cumbres aquí valen lo que valen..

Material
2 cuerdas de 60m, un juego de friends hasta el número 3 de Camalot, un juego de micros, unos fisureros, un par de clavos y un par de tornillos. 

poincenot from Manu on Vimeo.