martes, 7 de abril de 2020

La mesa: mi primer bloque

En esta situación de confinamiento se me plantea una duda existencial en relación al alpinismo, mi actividad predilecta ¿Será el momento de comenzar con el bloque?

QUÉDATE EN CASA ES LA ÚNICA VACUNA!!

domingo, 1 de marzo de 2020

Norte Directa Torre de Santa María, Normal o cresta este a la Torrezuela y Tiritonitis a la Torre Santa de Castilla


Meses de sequía alpinística, operaciones en la mano que te hacen plantearte muchas cosas, el juego de querer pero tener que ponerte limitaciones constantemente, insistir y mantener el ansia no resulta fácil, “dejarse llevar suena demasiado bien”, volver a empezar, sin duda es el único camino. 

Pues eso empezando nuevamente. Con esa idea me fui con unos amigos (Antón, Maite y Víctor) a Picos, en concreto al macizo occidental, en busca de alguna línea en condiciones y si no, a disfrutar de lo que nos deparase la montaña. Una foto colgada en el facebook de hacía 15 días, me dio ilusiones con respecto a la cara norte de la Torre Santa, se veía mucho hielo e itinerarios perfectamente dibujados, lo que me sorprendió, sabiendo la situación de la mayor parte de las montañas del entorno. Al monte hay que ir sí o sí, es la única manera de acertar. Y en este caso acertamos.

Agradecer a los guardas del refugio de Vegarredonda que mantengan la buena costumbre de dejar habilitado un espacio para los montañeros/alpinistas y todos aquellos que gustamos de disfrutar del invierno en la montaña. Mientras los usuarios nos preocupemos de mantenerlo en buen estado, espero que la situación no cambie. En su página podéis encontrar las fechas de funcionamiento del mismo, así como información sobre las limitaciones de acceso existentes en la zona.

Desde Pandecarmen seguiremos la ruta marcada hasta el collado Gamonal, cuando hay niebla o es de noche es factible despistarse, como nos pasó a nosotros, pero generalmente no tiene pérdida. Desde este punto es visible el refugio. En una hora y poco, te instalas en el mismo.



Norte Directa Torre de Santa María (2.486 m)


https://photos.app.goo.gl/hX6YiK2vEa8wKEyz6
Pincha para ver fotos

Dificultad encontrada: (IV/4+, M4+, 150m). Esas fueron mis sensaciones.

Fecha de la actividad: 22/02/2020

Aperturistas: Gonzalo Suárez Pomeda y Juan José Iglesias Arrieta, enero de 1980.

Horario

Unas 5h30min desde el comienzo de la vía hasta la cumbre. Unas 2h30min desde Vegarredonda.

Actividad.
De un bullicioso refugio, nos levantamos alrededor de las cinco de la mañana. No éramos los primeros ni mucho menos, hacía como dos horas o tal vez tres, que ya había sentido el repicar de los metales con los que los escaladores solemos jugar. En plena noche salimos en dirección a la Llampa Cimera, prácticamente limpia de nieve hasta bastante arriba. Cogemos la bifurcación de la izquierda y que rodea los Argaos y nos lleva al collado de la Fragua, una buena huella no permite dudar de la dirección a seguir. La nieve se encuentra transformada y por zonas, una ligera capa de nieve costra. 

Seguimos por las Barrastrosas y dejaremos la huella que se dirige al Jou de los Asturianos, al llegar a una loma, que nos permite trazar un itinerario hacia la cara norte que salva los desniveles más importantes de la mejor forma posible. A medida que nos aproximamos se hace más visible que en esa vertiente hay hielo, y bastante, como para poder pinchar, la duda estaba en cual se encontraba en mejores condiciones Pili-Cristina o Directa. 

Me sorprendieron dos cosas, que no hubiese nadie encaramándose a tan hermosas líneas, pues las condiciones eran increíbles para la situación climática que llevábamos en los últimos tiempos – se habrán cansado de repetirlas este invierno - y la segunda, que la cremallera de mi bota Scarpa Phanton Tech de noviembre de 2018, se había desdentado y no hubo manera de repararla por lo que tuve que estar todo el día con ella abierta. Por lo menos no había mucha nieve recién caída, ni hizo mucho frío, una bota de poco más de un año, de más de 500€ y una simple cremallera te puede dejar tirado. Para colmo, después de solucionar el problema esa noche en el refugio, gracias a la habilidad de Víctor, el lunes me volvió a pasar lo mismo pero en la otra bota. Sin comentarios!! ¿Será por este motivo por lo que ha durado tan poco en el mercado este modelo?

Alrededor de las 8:30 AM estábamos en la base de las vías desojando la margarita. Al final me decanté por la Directa, se veía mucho hielaco y pino en el tercer largo.

L1. Monté reunión sobre roca a la derecha de esa gran sima que hay en la base de la cara norte. Este primer tramo comenzaba en una panza/extraplomo, que obligaba a escalar en mixto para poder encaramarse a la primera rampa de hielo. Encontré buenos emplazamientos para seguros y buenas sensaciones. A continuación se supera un tramo de hielo fino sobre roca que no permite mucha protección, pero que escalando fino nos lleva a una zona de más grosor donde los tornillos entran perfectamente. Al finalizar este primer tramo vertical, se alcanza una zona tumbada donde se monta reunión sobre tornillos.

L2. Bonita tirada que yo encaucé pegada a su margen izquierdo para poder proteger en parte en roca, no llevaba muchos tornillos y después de dejar dos en la reunión sólo me quedaban 5. Se alcanza una especie de plató justo antes de la columna característica, donde se encuentra una reunión montada sobre clavos.

L3. Tramo vertical, con mucho hielo teniendo en cuenta las temperaturas de estos últimos días, me pareció que estaba fácil porque había muchos escalones para pies que facilitaban la progresión. Se sale a una zona más tumbada y donde los tornillos son necesarios si quieres aprovechar a tope la cuerda. Tuve que gestionar mis 7 tornillos al máximo para poder llegar a un afloramiento rocoso que me permitió montar reunión sobre 2 friends, justo antes de la rampa del corredor del Marqués.

L4. Largo de contacto con el corredor del Marqués, Antón salió para arriba y montó reunión en una de las abundantes instalaciones que se encuentran en ese itinerario.

L5. Ensamble hasta cumbre siguiendo la rampa evidente y la cresta final, unos 130-140m.

Descenso

Se puede rapelar desde la antecumbre hasta la rampa del marqués (instalación montada). Nosotros destrepamos el resto de la canal hasta el penúltimo tinglado montado y luego desde el último rápel, por encima del paso "delicadodel corredor del Marqués, hasta el suelo.

Material
7 tornillos (recomendable llevar 9), un juego completo de Totems, juego de fisureros, 9 cintas y 2 disipadoras.

Referencias
Agradecer a Fernando Calvo "Guías del picu" por las fotos que nos hizo en la Directa, Guapas!!

https://www.guiaspicos.com/itinerario/torre-santa-maria-enol-pilicristina-norte-directa/

Francisco Alarcón, Salvador Muñóz y M. Ángel García Crespo (2003). 57 Escaladas invernales en los Picos de Europa y Cordillera Cantábrica. Ediciones Desnivel.



Vía Normal a la Torrezuela (2.302m)

Pinchar para ver fotos

Dificultad: F

Fecha actividad: 23/03/2020

Aperturistas: ?

Horario
1h30min hasta el Mosquil de Cebolleda, desde aquí 1h15min hasta la horcada del Alba, para en media hora, situarte en la cumbre de la Torrezuela.

Actividad
En esta ocasión no madrugamos - que estamos de vacaciones -. Nos dirigimos a la Llampa Cimera, al llegar a la desviación que se dirige a la Fragua, nos movemos a la derecha, pasando por debajo del Porru Bolu. Atravesamos el Llano los Pozos, y seguimos hacia el Mosquil de Cebolleda, por una zona de fuerte pendiente inicialmente, que luego suaviza, pero con nieve transformada estilo hormigón. Nos dirigimos hacia la cara norte de La Torrezuela y antes de meternos en el Jou Lluengu, remontamos unas lomas suaves que nos acercan a la horcada del Alba. Unas sencillas trepadas por la arista Este, que se encontraba prácticamente pelada, nos deposita en la hermosa cumbre de la Torrezuela. El regreso lo hicimos por la misma ruta, pero una vez superada la horcada del Alba, nos dirigimos hacia la canal que baja de la horcada de Santa María y rodeamos la cara SO de las Cebolledas sin perder cota hasta encontrarnos con nuestra huella de partida.

Material

Piolet y crampones.

Referencias


Miguel Ángel Adrados (1997). Picos de Europa. Ascensiones a las cumbres principales y 20 travesías selectas.



Tiritonitis en la Torre Santa de Castilla (2.596m)

Pincha para ver fotos


Dificultad: IV/4-M4, 400m

Fecha actividad: 24/02/2020

Aperturistas: Alberto Sío, Pablo Valverde y Alfonso Giménez (1986)

Horario: 7 horas desde la base de la vía hasta cumbre, pero no olvidemos que la Santa está lejos y bajarse de ella tiene su complejidad. De refugio a refugio fueron cerca de 15h.

Actividad
En esta ocasión en el refugio nos encontrábamos únicamente nosotros cuatro. A las cinco tocamos diana y sobre las seis de la mañana empezamos nuestro deambular hacia la Santa. Cual feligreses en procesión, salimos sin un objetivo marcado, nuestro devenir lo decidiría las condiciones en la montaña. Nos amanece en el Jou de los Asturianos y poco a poco, las líneas de su cara norte empiezan a ser visibles. Sigo teniendo dudas sobre una parte del itinerario de Tiritonitis, concretamente el tercer largo, de visu lo veo pelado, pero me da la impresión que es factible pasar, así que me decido y se lo propongo a Antón, hoy toca, he tenido una visión... Apostaría que este invierno se ha debido escalar todas las líneas de la norte, viendo como se encuentra la pared a estas alturas de año y la cantidad de hielo que se atisba - el que no se haya puesto fino es porque no ha querido -



L1. Siguiendo los designios de la Santina, me esmero en colocar una buena reunión sobre roca, en la base del primer largo, con el fin de ahorrar el escaso ramillete de tornillos que llevábamos. Los primeros metros son algo expuestos porque la capa de hielo es demasiado fina como para proteger con tornillos, así que me ofrezco a la Santa y con fé, delicadeza y algo de cojones, alcanzo un tramo de hielo grueso donde colocar mi primer tornillo, eso sí, alondrado. El resto del largo, está bastante pino, pero se progresa y se puede proteger perfectamente. Encuentro un clavo ya saliendo de la zona más empinada y sigo hasta le reunión visible que se observa en la canal. A tope de cuerda y gracias a la Santa, hasta me sobraron tornillos…

L2. Transición para situarnos debajo del largo clave. Paso un clavo y monto más arriba, sobre dos friends y un fisurero.

L3. Salida extraplomada sobre roca que puedo proteger bien con friends hasta alcanzar el primer atisbo de hielo en condiciones - mi visión se está cumpliendo – De aquí para arriba habrá que dedicarse a jugar con el hielo, por zonas está fino o desprendido de la roca, así que me ofrezco nuevamente, esta vez a la Pachamama, que me pareció más milagreira, si bien esta es de actuar más por otras latitudes. Voy gestionando los hilos de hielo y sin desperdiciar ni una sola ocasión de proteger en roca, consigo salir a la rampa que nos lleva al hombro característico. Antes de llegar a el monto reunión sobre dos friends, nuevamente me sobraron tornillos…



L4. Salgo hacia el hombro y abordo esa gran travesía que le da un carácter grandioso de cara norte auténtica a la vía. Monto reunión sobre dos friends, después de escavar oportunamente.

L5. Transición para colocarnos en la diagonal helada que nos dará acceso a la parte superior de la pared. Monto una buena reunión sobre friends.

L6. Canal estrecha, helada y en diagonal de izquierda a derecha, que se hace un tanto incómoda pero que por contra se protege perfectamente, inicialmente en roca y luego en hielo macanudo. Se llega a una zona rocosa donde hay un clavo que refuerzo con dos friends para montar el penúltimo relevo.

L7. Como no podía ser de otra manera después del ofrecimiento, largo de salida de esos que te dejan paladear lo escalado anteriormente. Inicialmente un resalte, pero perfectamente helado que permite superarlo sin problema y una rampa final cómoda, que desemboca en un hombro donde el sol calienta mi cuerpo pareciéndome otear el mojón de cumbre, como si de una imagen o deidaz se tratara.



Descenso
Bajarse de este templo del Cornión no es tarea sencilla. Se hace necesario buen hacer para no tener sorpresas. Nosotros rapelamos desde el espolón rocoso que hay cerca de la cumbre, para ganar la travesía que contornea por la cara norte la cresta oeste, para retornar a esta en busca de un segundo punto de rápel. Descendemos y seguimos destrepando por la cresta hasta encontrar la instalación que te permite alcanzar la brecha norte. Todos estos rápeles los hicimos con una sóla cuerda. Decidimos bajarnos por la Canal Ancha lo que obliga a destrepar bastantes metros sobre nieve dura como el turrón de Alicante – que no es lo mismo que el de Jijona – Encontramos los tinglados de rápel y nos ponemos en la cara NO de la Peña, pero aún no hemos terminado, queda rodear toda esta vertiente hacia la cara norte por unas pendientes de nieve muy dura y que no admite fallos.

Material
7 tornillos, juego completo de Totems, juego de fisureros, 8 cintas y 2 disipadoras.

Referencias
Crokis:
Francisco Alarcón, Salvador Muñóz y M. Ángel García Crespo (2003). 57 Escaladas invernales en los Picos de Europa y Cordillera Cantábrica. Ediciones Desnivel.

Cómo bajarse:



sábado, 6 de abril de 2019

Corredor NO Torre del Friero


https://photos.app.goo.gl/62y9AEdNqFwg9QNg6
Fotos aquí.


Estamos casi en abril y uno tenía ya la cabeza en modo roca caliente. Lo curioso es que la gente seguía colgando entradas de actividades por Picos, contando unas condiciones increíbles para lo avanzado de la estación y para las impresiones que yo tenía - hacía tres semanas que nos metimos en "un diamante en tu bolsillo" y tuvimos que dar más vueltas que un pulpo en un garaje para poder encontrar tramos practicables por donde poder progresar - Sea como fuere, la cuestión es que se me encendió la bombilla y pensé en ir a enredar al Friero, no a la "estrecha", si no a una de esas vías que poco se debe repetir y que hasta hace unos pocos años era una olvidada, pues no había mucha información sobre ella. La NO al Friero, se puso de actualidad gracias a "guiasdelpicu" que repitieron el itinerario y lo sacaron del ostracismo donde se encontraba la ruta - aquí podéis encontrar la historia de esa repetición - 

Personalmente yo conocía ese sector del Friero porque en el año 2005, con mi amigo Aviño, nos adentramos por esas canales también sin conocer y tratando de encontrar una línea que nos llevase a la cumbre. Las condiciones no eran buenas y los actores tampoco estaban muy sobrados por lo que después de bregar arduamente nos retiramos bastante arriba. Para mí tenía un doble aliciente esta ruta, por un lado repetir esta joyita y por otro, reconocer si seguía alguna de las canales por donde Aviño y yo nos habíamos adentrado en aquella lejana ocasión. Lastimosamente, las referencias fotográficas que tengo son penosas y poco me han podido aportar; sin duda que nosotros entramos por otro punto y tengo dudas en qué momento nos separamos de esta línea - uno va mayor y la memoria me falla -

Aperturistas
No esta muy claro, pero en el relato de "guíasdelpicu" lo comentan.

Itinerario
En esta ocasión lié a mi amigo Antón y sobre las 5:30h comenzamos a caminar desde Cordiñanes. Hasta la Vega de Asotín nada de nieve y no es hasta que comienzas la canal Ancha que no es necesario ponerse los crampones. La progresión se hace rápido pues la nieve no está excesivamente dura, ni nos hundimos hasta las rodillas, pero con calma, que son una porrada de metros. Alcanzamos la zona donde la canal Ancha se abre hacia su izquierda y enfilamos la Aguja Bífida hasta entrar en unas canales muy características - en aquella incursión con Aviño sé que anduvimos por aquí pero no tengo claro en qué momento nos separamos de la línea que en esta ocasión seguimos - Montamos la primera reunión para superar el primer obstáculo de la jornada, una fisura/diedro muy pulida con nieve sin transformar y sin gota de hielo, que hace bastante "interesante" alcanzar ese clavo invertido que te indica que estás en la vía, pero que tampoco da una gran confianza para salir del paso. Consigo remontar, la fisura se abre hacia la derecha pero se sale por la izquierda, por una pala de nieve inestable, pero que me permite llegar a un muro donde se monta una buena reunión.

Sales hacia la derecha, para ganar una canal que nace en la fisura que anteriormente habíamos abandonado - aquí alguien dejó una cinta puenteando un bloque - Alcanzar la canal es una cuestión de equilibrio incómodo, porque no hay hielo, los apoyos con los crampones son sobre roca pulidita y hasta que no encuentras donde ganchear vas con el ojete apretado. Progresas por la canal hasta un resalte de bloques que si bien tampoco presentan hielo, se deja proteger bien y resulta la tirada más divertida del día, si bien con cuidado porque alguno está para llevárselo puesto. Monto reunión sobre el margen derecho de la campa de nieve que aparece sobre mi.


Superas la campa de nieve y con tendencia a la izquierda vas a buscar un zona mixta que nos llevará a una canal oculta, pegada a la pared NO del Friero. Las condiciones eran tan malas que los bloques donde gancheaba se movían todos, tuve que hacer una labor de desescombro importante. La canal/chimenea debe ser una gozada si estuviera con hielo, pero para mi fue un suplicio por lo inconsistente de la nieve y por el roce de las cuerdas. Supero la chimenea y ya con Antón en ensamble, monto reunión en un bloque justo donde comienza el corredor final.

Canal de salida para Antón, de esas que todos quisiéramos para finalizar una vía, encajonada y que nos deposita en una cresta de vistas deliciosas, muy cerca de la cumbre.

Alrededor de las 14:30h estamos arriba, nos tomamos un refrigerio y a descender antes de que nos pille el marrón. 

Material
Juego de Totems completo, un número 3 de Camalot, juego de fisureros, tres clavos (no usamos), tres tornillos (no usamos), 10 cintas.

Referencias
El mejor croquis es el que hicieron "Guiasdelpicu":
Fuente: https://guiasdelpicu.blogspot.com/2017/02/canal-nw-del-friero-una-antigua.html
 







martes, 19 de febrero de 2019

Aguja de l'S. Vía Cara Este, 450m, 30º 6a


Fotos aquí

La resignación no se si es un estado de ánimo o una bofetada realista, pero acercándose la fecha de retorno de nuestro viaje patagónico teníamos muy claro que nuestro anhelado objetivo no iba a ser posible. El viento austral desmelenado, las nevadas veraniegas y la falta de brechas estables habían dictaminado, desde hacía muchos días, la sentencia a nuestro viaje - prohibido venir a Patagonia con una idea fijaadaptarse o resignarse - La bofetada llegó y creo que supimos encajarla, nos amoldamos y realizamos una serie de actividades que nos sirvieron para conocer lo que representan estas montañas que rodean al Chaltén. Adquirí una visión mucho más exacta de este enclave llamado Patagonia, de la que me llevé en nuestro “exitoso” viaje anterior, realmente lo situé en el mapa de mis sentidos y creo que ahora sí puedo decir, que soy un “patagónico desesperado”.

La Aguja de l'S se encuentra en el extremo más meridional del cordal del Fitz Roy. Es una de esas cumbres que suelen ser un buen objetivo para tener una primera toma de contacto con la escalada en Patagonia o como recurso en caso de alguna ventana corta. Su vía Austríaca (350m, 50º, 6a. Hans Bärnthaler-Ewald Lidl, 1987) es una de las más repetidas de la zona. En nuestro caso, teníamos como objetivo escalar en la aguja Rafael Juárez (Lüthi-Domínguez + Anglo-Americana. 450m 70º, 6b, A1), pero una visual al estado del glaciar, tremendamente abierto con grietas tapadas por la nieve recién caída y con altas temperaturas, nos hizo replantearnos nuestro destino – nuevamente adaptándonos – Improvisamos un cambio de estrategia y gracias a la info que nos facilitaron nuestros colegas italianos y Diego, nos dirigimos a esta vía, de no mucha entidad, por lo poco sostenida de la misma, pero que sin duda nos permitió paladear las buenas sensaciones de alcanzar una cumbre en este inmenso enclable alpinístico que es la Patagonia.

Fechas
Actividad realizada del 17 (acercamiento) al 18 (escalada y retorno) de enero de 2019.

Aperturistas
Vía Cara Este, 450m, 30º 6a. Bernard Amy et al (1968)

Acercamiento
Salimos del Chaltén nuevamente en dirección a la laguna de los Tres, pero en esta ocasión al pasar el Campamento Poincenot, se coge una senda que sigue en paralelo el arroyo que baja de la Laguna Sucia. Inicialmente, podemos ver algún cartel de Parques Nacionales que desaconseja su tránsito pero en cuanto lleguemos a un gran bloque, que nos obligará a realizar una pequeña trepada por su derecha para salvarlo, en seguida aparecerán hitos. Se sigue por el margen derecho natural del arroyo (por el izquierdo según se asciende) siempre muy cerca del nivel del agua y de esta manera, sorteando bloques, alcanzaremos la laguna Sucia y su incomparable visión – uno de esos miradores naturales indescriptibles - Contornearla pegados al límite del agua (vertiente norte), hasta que prácticamente lleguemos al arroyo que cae del glaciar Río Blanco Superior. Subir por el pedrero, salvando mucho desnivel al estilo patagónico, cruzar o vadear el arroyo bastante arriba, cerca de unas piedras donde se situa el vivac Suizo o Snycher. A la izquierda y por encima de esta cueva, hay una zona donde se pueden plantar tiendas si el vivac está muy concurrido. Calculad unas cinco o seis horas desde el Chaltén.

Actividad
4:15am salimos del vivac y en poco más de 15 minutos te plantas en el glaciar. Los primeros tramos dejan ver numerosas grietas con muy mala pinta y a pesar de ser una hora temprana el estado de la nieve no es el más adecuado. Nos dirigimos a la base de la pared y al llegar a ella unos amables americanos nos dejan pasar por delante, tenían claro que ellos iban lentos y no se sonrojaron por cedernos el paso. La vía presenta tres tramos: un primero de unos cinco largos, donde se escala entorno 6a como máximo (tal vez el segundo es el más fino), un segundo tramo donde te calzas las botas y entre bloques y neveros buscas la línea más cómoda para alcanzar la base de la pirámide somital y la última sección, donde te pones nuevamente los gatos, y afrontas dos largos muy disfrutones en los que se protege perfectamente, aunque con roca algo dudosa. Sobre las 6:30 am comienza Xose con la primera tirada y alrededor de las 11:00h estamos en su afilada cumbre.
Foto Xose: Llegando a la R3

El descenso se realiza por la misma vía. Nos cruzamos con la cordada americana que venía bastante abajo, seguimos hasta alcanzar el glaciar y sobre las 15:00h el vivac. Sabíamos que al día siguiente, la Pachamama tenía pensado desencadenar una tremenda ciclógénesis sobre el macizo y que ya por la tarde, el día comenzaría a ponerse peligroso, por lo que descansamos un par de horas, recogimos y nos tiramos hacia abajo. Las rachas de viento antes de llegar a la laguna Sucia, por momentos fueron tan fuertes, que nos zarandearon durante todo el pedrero como si fuéramos unos matojos. Lo curioso fue que en la laguna, la calma afloró y lo que hacía unos minutos era un infierno en ciernes, se transformó en una falsa quietud que cualquiera diría que estábamos locos por venir tan alterados. Seguimos hasta el Campamento Poincenot y viendo la hora, decidimos emigrar del tirón hasta el Chaltén en donde pudimos tirar la enjundiosas mochilas sobre las 21:15h. 

Fueron 21 h de actividad, a pesar de la paliza si algo estaba claro, era que ese día 18 había que escapar de la montaña, lo que se avecinaba meteorológicamente no era para contemplarlo de cerca. Por desgracia, posteriormente nos enteramos, que en esos días se produjeron tres muertes en el Fitz Roy.
Foto Xose: en el último largo

Material
2 cuerdas de 60m, 1 piolet, crampones, unas 10 cintas, cordino para abandonar, un juego de fisureros, un juego completo de totems (repetir los números pequeños hasta el rojo) y un número 3 de Camalot.