miércoles, 29 de agosto de 2018

Rébuffat-Baquet, Aiguille du Midi

Más fotos aquí.
Tal vez sea una de las vías más escaladas del macizo del Mont Blanc. Situada en la cara sur de la Aiguille du Midi en el Pilar 3800m, claramente visible desde el Valle Blanco, los motivos para que sea tan frecuentada son bastante claros: su comodidad en el acercamiento - en tan sólo unos pocos minutos desde la cueva helada te plantas en la base de la pared o si os encontráis acampando en dicho valle la aproximación es mínima - su histórica ascensión - la superación de su segundo largo de 6a con tacos de madera fue todo un acontecimiento - la calidad del granito - las placas y fisuras por las que surca son de una belleza y nobleza sin parangón - como vía de aclimatación - nos encontramos escalando a casi 3800m por lo que es una buena opción para aclimatar -

En nuestro caso necesitábamos escalar algo rápido y alto que nos sirviera de aclimatación para nuestro proyecto de este verano en Chamonix, la Walker. No teníamos muchos días y esta vía era una buena opción.
 
Fuente: Eric Blanc, http://chamgranit-topos.com

En la casa de la Montaña de Chamonix encontramos un topo muy bien detallado y sin pensárnoslo mucho para allá tiramos.
Desconocíamos la tarifa actual del teleférico de la Aiguille du Midi: 61,50 lereles. Sin duda que la vía es buena, pero subir y bajarse para hacerla resulta económicamente un tanto prohibitibo. Eso sí, con las nuevas instalaciones que presenta, podréis amortizar al máximo dichos euros, os doy ideas: cagar a casi 3800m sentado y con hilo musical no tiene precio; visionar la belleza de las montañas del macizo del Mont Blanc en un excelente vídeo de unos 6-7 minutos ayuda a que te vayas con una sonrisa en la cara, aunque la tarjeta se quedase temblando (os dejo un enlace con el trailer); hacerse fotos con turistas asiáticos en plan estrella del rock le sube el ego a cualquiera; visitar un pequeño museo con los nombres y proezas de algunos de los alpinistas más refutados de la historia, y por supuesto, lo principal: comprarle un souvenir a los vecinos y familiares; para todo lo de más, mejor ir caminando o escalando…
Cómo llegar





Fecha actividad 18/08/2018

Vía Rébuffat/Baquet. MD sup (6a obl), 200m

Aperturistas

Maurice Baquet & Gaston Rébuffat el 13 de julio de 1956.

Itinerario

La vía no tiene mucha pérdida, es bastante evidente. Nosotros accedimos por la zona más alta del glaciar, donde encontraremos un párabolt que indica el comienzo del largo. Según la altura de la nieve puede ser aconsejable entrar por las otras variantes. La vía pasa por debajo del techo característico de este pilar, por lo que su localización no es difícil.

L1: Se escala con tendencia hacia la izquierda por fisura y placa. Pasar por debajo del techo - veremos cantidad de cuñas de madera emplazadas - y no quedarse en la primera reunión, ir a buscar la que se encuentra oculta a la izquierda del techo. V+, 40m.

L2: Lucas empató este largo con la mitad del siguiente, yéndose a la reunión intermedia que se encuentra en el L3 del crokis. Magnífico granito. Se sigue una fisura evidente, bastantes clavos pero hay que ir metiendo matarile. Algún pasito fino. 6a, 50m.
L2

L3: De la reunión intermedia enlazamos hasta la R5 del crokis. Algún tramo en bavaresa un tanto atlético y que la altura se encarga de recordarte lo que puede costar hacer un quinto o un 6a si no se está aclimatado... V+, 50m

L4:Coincide con el L6 del crokis. Disfrutando a tope, pero jadeando como un perro fatigado. V+/6a, 30m.

L5: Aquí por no estar esperando por unos ingleses que llevávamos delante, monté una reunión intermedia en un nicho con tres clavos. V, 20m.

L6: Lucas enlaza con la R7 del crokis por la variante de la derecha. Hay una especie de cordino con nudos para salvar el extraplomo inicial. Ojo con no seguir rectos, hay que desviarse a la izquierda después de unos 20m, para encontrar la reunión. V+/A0, 20m.

L7: Seguimos la variante más habitual, la de la derecha no por la fisura Cretton. Cómodo largo que presenta un paso "simpático" al final, justo antes de llegar a la reunión... V, 30m.
Foto de Lucas: Ultimo largo

L8: Largo totalmente equipado con párabolt que nos deposita en frente de la estación del teleférico. Moviéndose más a la izquierda, por la cresta, llegamos al emplazamiento de rápel que nos permitirá tomar pie en la bulliciosa terraza del la Aiguille du Midi. 6b/A0, 20m.

Horario
5h, siguiendo a unos ingleses...

Material
Juego completo de Totems y un número tres de Camalot, juego de fisureros, 12 cintas,  dos cuerdas de 60m, piolet, crampones y botas para el acercamiento.

Reseñas e información
En esta página encontraréis los topos de la zona:
http://chamgranit-topos.com/rebuffat-print.html

También, como siempre:
 "Le topo du massif du Mont Blanc". Michel Piola
Fuente:"Le topo du massif du Mont Blanc". Michel Piola
Fuente:Eric Blanc, http://chamgranit-topos.com

lunes, 27 de agosto de 2018

Sol negro, Libro Abierto (Ordesa)

https://photos.app.goo.gl/o25MZrcPrFW36HTT7
Más fotos aquí
Aprovechando la salida anual del Club Alpino Ourensán al Pririneo, que este año se centraba en Ordesa y Monte Perdido, no pude mas que dejarme llevar por los cantos de sirena que emanan de esas paredes ordesianas que con hipnóticos bloques y diedros se cuelan en la retina y en el ansia de todo escalador. No era yo la única marioneta de estas paredes, por aquí se encontraba Ernesto con el que compartí una embriagadora escalada en el Libro Abierto, Sol negro.


Esta vía abierta en el año 1977, por tremendos máquinas de la época es una clásica de dificultad del valle, tiene todo lo que se espera de Ordesa: posibles embarques, roca dudosa, escalada aérea y atlética, travesías por doquier y por supuesto, un techo descomunal. Desde la pradera de Ordesa es fácilmente distinguible el Libro Abierto y sobretodo su techo característico. Me imagino que esos viejos rockeros rápidamente pusieron su mirada en ese techo onírico, buscando y escrutando una ruta que les llevase hacia el y de esa guisa nació Sol negro: “el día del fin del mundo” o “la batalla de unos gigantes de fuerza sobrehumana contra la diosa Ordesa”, quiero pensar que alguno de estos significados fueron los desencadenantes del nombre de esta gran vía, para mi unos “gigantes” sin lugar a dudas. 

Fecha actividad: 5/08/2018 

Vía: Sol negro, Libro Abierto ED, 7a+(6a/A1 obl), 500m 

Aperturistas: C. Desbats, D. Julie, R. Munshch y D. Tolbe, en 1977. 

Acceso
Desde la Pradera de Ordesa hay que coger la senda que se dirige al circo de  Cotatuero. El recorrido  va salvando desnivel entre un frondoso bosque de coníferas, bojs y hayas. Al llegar a la señal que indica la Faja Racún la seguimos hasta encontrarnos bajo el Libro Abierto y a partir de aquí deberemos intuir el comienzo de vía y dirigirnos hacia el. Desde la pradera nos llevará una hora y media, aproximadamente. Para el descenso nos dirigimos hacia el este buscando la senda que nos lleve hacia las clavijas de Cotatuero y de éstas a la Pradera. Calculad unas dos horas. 

Itinerario

El característico sol de inicio de la vía
L1. De la marca característica salimos recto, no es difícil pero se protege mal. Se llega a una repisa muy evidente donde se monta reunión sobre clavos. 6a, 45m.

L2. El largo más perdedor de la vía y aún con crokis es factible liarse. Se sale recto por un juego de diedros. Cuando llevas unos 20 m te encuentras en una zona donde claramente podrías hacer travesía hacia la izquierda, en ese punto dirigirnos a la derecha tomando como referencia un diedro naranja muy característico y ciego. Una vez en su base, no escalarlo, a su derecha veremos un clavo y una fisura desplomada que escalaremos. Una vez superada dirigirnos en travesía ascendente hacia la derecha hasta encontrar un spit que pertenece a la vía de Pepe Rayo. Superar unos bloques evidentes con algún pasito técnico, hasta alcanzar una repisa con dos spits. 6a+, 55m.

Lastra característica del L3
L3. Se sale recto hasta que veamos un spit a nuestra izquierda. Dirigirnos a el y escalar buscando la lastra despegada que aunque intimide nos dará una trepada muy generosa. Poco antes de terminar la lastra nos montaremos sobre ella para dirigirnos hacia una repisa que se encuentra a la izquierda, con unos pinos pequeños. 6a+, 45m.

L4. Se sale recto hasta superar un diedro evidente. Ganamos una vira que seguiremos hacia la izquierda hasta encontrar un buril, donde haremos reunión. 6b, 30m.

L5. Largo de transición hasta situarnos debajo del gran techo. III, 40m.

L6. Seguir la fisura hasta la base del techo, al inicio veremos un clavo y un spit a la izquierda del resalte inicial, no se usan, ir por la derecha de ese resalte. Una vez en la base del techo hacer travesía hacia la izquierda, salvando unos bloques, pasándonos de un plano a otro y donde tendremos que apretar de lo lindo. Es un tanto raro porque no ves lo que hay en las caras ocultas de los bloques lo que te obliga a moverte un tanto a ciegas, con el culo al aire y siempre bloqueando para alcanzar los agarres salvadores. Aunque no se ven, los seguros irán apareciendo. 6b, 25m.
Bajo el gran techo


L7. Muchos seguros para salir del techo, luego fisura técnica hasta alcanzar la reunión sobre parabolts. 7a+(6a/A1), 25m.

L8. Salimos hacia la izquierda, dejamos los spits de la Somontano y nos dirigimos hacia unos bloques dudosos. Escalamos con cautela hasta situarnos bajo una panza que sortearemos por debajo y hacia la derecha ( aquí tener un cuatro ayudaría bastante). Seguimos por una zona sucia, un diedro y con tendencia hacia la izquierda para ganar una cómoda terraza donde montaremos reunión, pues no hay nada fijado en la misma. Largo con carácter. 6b, 60m.

L9. Iniciamos la escalada con tendencia hacia la izquierda por unas terrazas fáciles y en dirección a un bloque suelto característico. Luego escalamos en dirección a un techo que sortearemos por la izquierda, saliendo por una canal/ fisura. Ojo, no irse a la derecha antes del techo, vía Misóginos. Ojo, gestión material, os hará falta todo lo que lleváis y más si en la reunión dejasteis mucho puesto. Largo clave, con carácter y de apretar hasta el final. 6c, 50m.
Finalizando el L9


L10. Ensamble herboso hasta encontrar un bloque característico que nos situará bajo un pino negro.

L11. Escalar recto hasta una primera repisa con vegetación. Encaramarse sobre el pino y usar sus ramas para progresar y asegurar, nosotros usamos hasta la copa. Cuidado con las piedras sueltas al final del largo. V+, 35m. 

Horario
11h 

Material 
Dos cuerdas de 60m, juego de tótems completo repitiéndolo hasta el rojo, un C3 de camalot, fisureros, un pedal y 14 cintas. 

Reseñas e información
La página de Alber Salvadó es imprescindible y junto con el topo de Korkuerika iréis bien pertrechados.
Topo: http://albert.castellet.cat/Ressenyes/Ordesa

Topo: http://korkuerika.blogspot.com

Sobre la normativa del Parque, horarios de autobús y demás aspectos de este espacio natural podéis consultar su página web.

Cuélebre: de susto en susto.


Fotos aquí
Más fotos aquí

Desde luego que no creo que todo esté escrito, ni que nuestro futuro se encuentre predestinado, así como tampoco me imagino que haya vías malditas o asesinas. Aunque después de leer estas líneas tal vez podríais entresacar que algo de todo esto pueda haber..

Hace ya casi un año que había acometido está magnífica vía con mi compi de escaladas Ernesto y a pesar de ir disfrutando de la navegación que requiere toda la primera parte, cuando más relajados estábamos, sucedió lo más terrible que le puede acontecer a una cordada, un accidente severo y grave. Ernesto tuvo una caída en uno de esos sitios donde no te puedes caer, dónde la dificultad es baja pero la calidad de la roca es muy dudosa lo que se tradujo en que saltase un seguro y en décimas de segundo acabase golpeándose la cabeza contra la pared y perdiendo el conocimiento. A partir de aquí se desencadenaron toda una serie de acontecimientos y maniobras que nos permitieron que bajase hasta los Tiros de la Torca y finalmente ser evacuado en helicóptero hasta el hospital de Oviedo donde después de los chequeos oportunos y los cuidados médicos necesarios todo se quedó en un gran susto y en unos meses de baja.

Supongo que muchos de vosotros pensaríais que ni de coña volveríais a subir a esa vía, lo que es comprensible, sobretodo si fuerais el accidentado, pero en mi caso y después de analizar lo acontecido me apetecía volver para poder experimentar que nos deparaba en su parte superior. No hay vías asesinas, aunque como decía alguien “el hombre es el único animal que tropieza dos veces en la misma piedra”.

En esta ocasión pude empatar con Chicho, un colega de Ourense con quién no he coincidido mucho escalando pero que tiene el humor suficiente y las ganas necesarias para venir conmigo a la Oeste del Urriellu.

Acometimos la escalada de forma muy similar a mi intento anterior, Chicho se presentó voluntario para realizar el primer largo, el cual superó con suficiencia y a mi me sirvió para ver cómo respondía en pared ya que como comenté, no habíamos coincidido con anterioridad en montaña. Por cierto, al final este primer largo fue el único que no he escalado de primero en la vía – no se si volver a hacerlo 😂 -

Luego cogí la cuerda y seguí de primero los tres siguientes largos, que tenían un poco más de picante, dejándole a Chicho el quinto que a mi modo de ver es excepcional por la calidad de la roca que presenta y por no ser especialmente duro (V+). Es aquí cuando la pesadilla quiso volver a repetirse, Chicho tuvo una caída aparentemente sin muchas consecuencias porque cayó pocos metros pero al impactar con los pies en la pared se hizo daño. En un primer momento no le dimos mucha importancia y pensamos que la molestia en el tobillo menguaría. A partir de aquí, me aferré al cabo de la cuerda y ya no lo solté. 
Chicho en su L5
Llegamos a los Tiros cuando ya calentaba el sol a diferencia de la vez anterior que aún estaba a la sombra y este hecho tiene su importancia pues nos achicharró el resto del día. Antes de continuar le pregunté a Chicho cómo se encontraba y si creía oportuno bajarse. Aunque él me dijo que podía seguir, cosa que yo deseaba febrilmente, he de decir que tampoco insistí mucho en dejarlo, pues no me podía creer que tuviera que volver a bajarme nuevamente con tan desgraciada fortuna. Luego me confesó que en parte lo hizo a sabiendas que era mi segundo intento y no quería que nos retirásemos por culpa de ese lance.
Material recuperado

Arrancamos hacia ese primer largo maldito de la segunda parte de la Cuélebre de tan desasosegante recuerdo para mi. Mi sorpresa fue mayúscula al contemplar como el material que tuve que dejar para poder bajarnos después de ocurrido el accidente de Ernesto seguía en la pared: un mosquetón de seguro en la reunión, un totem rojo y una cinta. Conclusión o esta vía no debe ser muy frecuentada o la gente amablemente dejó el material a sabiendas que un Veiga nunca deja nada en la pared y seguramente volvería a por el...

Inicio el largo con algo de inquietud e instintivamente le comunico a Chicho que ojo avizor. Este largo, el séptimo, transcurre por un diedro algo roto principalmente cuanto más a la derecha, si sigues su lado izquierdo la roca es más compacta y se pasa bien. Llego a la reunión y pego un grito de rabia… Concentrado en mis pensamientos, me olvido un poco del estado de Chicho y este tampoco me comenta nada de su pie, que sin yo saberlo poco a poco se va hinchando como una patata. El calor hace mella pero seguimos progresando en esta ocasión por una zona de bloques grandes que se superan en escalada atlética y con un pasito de placa previo a la reunión. De ésta se sale por la izquierda, por unos buriles que indican el camino hacia uno de los mejores largos de la vía, unos 40 m de muro desplomado con agujeros que te permite ir gozando de la tirada y no creerte que llegas a la reunión sin colgarte. Aquí Chicho empieza a mostrar síntomas de cansancio y de dolor, si bien en ningún momento lo traslada abiertamente. Llegamos al largo clave, me subo, alcanzo el famoso buril que según las reseñas es difícil de chapar porque la placa que presenta se gira, pero para mi sorpresa no es así, la chapa está perfectamente fijada y sin problemas paso el mosquetón por ella. Coloco el estribo y me aúpo para colocar el alien azul que me permitirá salvar esta panza de 7b, pero el largo no termina aquí, queda toda una tirada por un muro de roca dudosa por tramos y que no permite mucho más aseguramiento que el que ya hay en la pared, largo de carácter y de escalar entre seguros. Alcanzo la reunión adrenalínico. Por contra, a Chicho le tocará sufrir para terminar el largo.
Chicho terminando el ultimo largo duro.


Trato de animarlo y aunque nos hemos quedado sin agua afortunadamente sólo nos restan dos largos fáciles hasta la cumbre. El siguiente largo enlaza con el penúltimo de la vía Leiva y se hace reunión en una canal oculta. Al indicarle a Chicho que subiera este me indica que no puede seguir y que necesita pararse - la fatiga, junto con la deshidratación y el dolor del pie le estaban jugando una mala pasada - Traté de hacerle ver lo poco que quedaba así que monté un polipasto, le bloqueé la otra cuerda y le animé a que colocase una microtrasion que llevaba en la cuerda fija. De esta manera y ya más tranquilo, fue capaz de ascender hasta la canal. En ese momento pude apreciar como subía con el pie descalzo y el grado de inflamación superlativo que presentaba. Nos juntamos, nos relajamos, analizamos la situación y tras enfundarse la zapatilla en el pie hinchado conseguimos alcanzar la cumbre con los últimos rayos de luz. 

Un día intenso por los recuerdos y por lo acontecido, por la lucha de Chicho con su lesión y por mi propia lucha contra un destino que me niego que esté escrito.


Fecha de Actividad: 1/08/2018, intento anterior 4/08/2017

Vía: Cuélebre. ED inf, 7b+(6a+/A1+), 600m

Aperturistas: En 1983, Luis Miguel Alonso, Jose Luis Rodríguez, Miguel Rodríguez y Jose Luis Villa, uniéndose a la vía Excálibur antes de la cumbre. En 1996, Elías Díez, Miguel Rodríguez y Eduardo R. de Deus completaron la vía hasta la cima.

Itinerario
Una descripción excelente de los largos la encontraréis en la página de Fernando Zamora, por lo que sólo dejaré unas impresiones personales de algunos de ellos:

  • L2 y L3: largos de agujeros y de navegación, magníficos!!!
  • L4: fisura con una zona algo rota antes de la reunión.
  • L5: muro de roca magnífico, se puede empatar con el siguiente y salir a los Tiros de la Torca.
  • L7: está más roto cuánto más a la derecha te muevas, mejor pegado al diedro/fisura o por su izquierda.
  • L9: simplemente, magnífico!!
  • L10: largo de carácter, superada la panza obliga a escalar entre seguros y con zonas de roca dudosa. Se protege poco fuera de los propios seguros que presenta.
  • L11 y L12: Comunes con la Leiva.

Horario
12 horas - se hace en menos 😂 -

Material
14 cintas, juego de totems (repitiendo el verde y el rojo), un C3 de Camalot, un alien azul, juego de fisureros, un pedal, dos cuerdas de 60m.

Reseñas e información
Podéis encontrar una muy buena reseña y descripción de los largos en la página de Fernando Zamora:
 http://www.fernandozamoraguiadepicos.com/2015/10/cuelebre-en-la-cara-oeste-del-naranjo.html
También os puede servir el croquis de korkuerika:
 http://korkuerika.blogspot.com/2012/08/la-cuelebre-una-serpiente-que-no-hay.html