martes, 19 de febrero de 2019

Aguja de l'S. Vía Cara Este, 450m, 30º 6a


Fotos aquí

La resignación no se si es un estado de ánimo o una bofetada realista, pero acercándose la fecha de retorno de nuestro viaje patagónico teníamos muy claro que nuestro anhelado objetivo no iba a ser posible. El viento austral desmelenado, las nevadas veraniegas y la falta de brechas estables habían dictaminado, desde hacía muchos días, la sentencia a nuestro viaje - prohibido venir a Patagonia con una idea fijaadaptarse o resignarse - La bofetada llegó y creo que supimos encajarla, nos amoldamos y realizamos una serie de actividades que nos sirvieron para conocer lo que representan estas montañas que rodean al Chaltén. Adquirí una visión mucho más exacta de este enclave llamado Patagonia, de la que me llevé en nuestro “exitoso” viaje anterior, realmente lo situé en el mapa de mis sentidos y creo que ahora sí puedo decir, que soy un “patagónico desesperado”.

La Aguja de l'S se encuentra en el extremo más meridional del cordal del Fitz Roy. Es una de esas cumbres que suelen ser un buen objetivo para tener una primera toma de contacto con la escalada en Patagonia o como recurso en caso de alguna ventana corta. Su vía Austríaca (350m, 50º, 6a. Hans Bärnthaler-Ewald Lidl, 1987) es una de las más repetidas de la zona. En nuestro caso, teníamos como objetivo escalar en la aguja Rafael Juárez (Lüthi-Domínguez + Anglo-Americana. 450m 70º, 6b, A1), pero una visual al estado del glaciar, tremendamente abierto con grietas tapadas por la nieve recién caída y con altas temperaturas, nos hizo replantearnos nuestro destino – nuevamente adaptándonos – Improvisamos un cambio de estrategia y gracias a la info que nos facilitaron nuestros colegas italianos y Diego, nos dirigimos a esta vía, de no mucha entidad, por lo poco sostenida de la misma, pero que sin duda nos permitió paladear las buenas sensaciones de alcanzar una cumbre en este inmenso enclable alpinístico que es la Patagonia.

Fechas
Actividad realizada del 17 (acercamiento) al 18 (escalada y retorno) de enero de 2019.

Aperturistas
Vía Cara Este, 450m, 30º 6a. Bernard Amy et al (1968)

Acercamiento
Salimos del Chaltén nuevamente en dirección a la laguna de los Tres, pero en esta ocasión al pasar el Campamento Poincenot, se coge una senda que sigue en paralelo el arroyo que baja de la Laguna Sucia. Inicialmente, podemos ver algún cartel de Parques Nacionales que desaconseja su tránsito pero en cuanto lleguemos a un gran bloque, que nos obligará a realizar una pequeña trepada por su derecha para salvarlo, en seguida aparecerán hitos. Se sigue por el margen derecho natural del arroyo (por el izquierdo según se asciende) siempre muy cerca del nivel del agua y de esta manera, sorteando bloques, alcanzaremos la laguna Sucia y su incomparable visión – uno de esos miradores naturales indescriptibles - Contornearla pegados al límite del agua (vertiente norte), hasta que prácticamente lleguemos al arroyo que cae del glaciar Río Blanco Superior. Subir por el pedrero, salvando mucho desnivel al estilo patagónico, cruzar o vadear el arroyo bastante arriba, cerca de unas piedras donde se situa el vivac Suizo o Snycher. A la izquierda y por encima de esta cueva, hay una zona donde se pueden plantar tiendas si el vivac está muy concurrido. Calculad unas cinco o seis horas desde el Chaltén.

Actividad
4:15am salimos del vivac y en poco más de 15 minutos te plantas en el glaciar. Los primeros tramos dejan ver numerosas grietas con muy mala pinta y a pesar de ser una hora temprana el estado de la nieve no es el más adecuado. Nos dirigimos a la base de la pared y al llegar a ella unos amables americanos nos dejan pasar por delante, tenían claro que ellos iban lentos y no se sonrojaron por cedernos el paso. La vía presenta tres tramos: un primero de unos cinco largos, donde se escala entorno 6a como máximo (tal vez el segundo es el más fino), un segundo tramo donde te calzas las botas y entre bloques y neveros buscas la línea más cómoda para alcanzar la base de la pirámide somital y la última sección, donde te pones nuevamente los gatos, y afrontas dos largos muy disfrutones en los que se protege perfectamente, aunque con roca algo dudosa. Sobre las 6:30 am comienza Xose con la primera tirada y alrededor de las 11:00h estamos en su afilada cumbre.
Foto Xose: Llegando a la R3

El descenso se realiza por la misma vía. Nos cruzamos con la cordada americana que venía bastante abajo, seguimos hasta alcanzar el glaciar y sobre las 15:00h el vivac. Sabíamos que al día siguiente, la Pachamama tenía pensado desencadenar una tremenda ciclógénesis sobre el macizo y que ya por la tarde, el día comenzaría a ponerse peligroso, por lo que descansamos un par de horas, recogimos y nos tiramos hacia abajo. Las rachas de viento antes de llegar a la laguna Sucia, por momentos fueron tan fuertes, que nos zarandearon durante todo el pedrero como si fuéramos unos matojos. Lo curioso fue que en la laguna, la calma afloró y lo que hacía unos minutos era un infierno en ciernes, se transformó en una falsa quietud que cualquiera diría que estábamos locos por venir tan alterados. Seguimos hasta el Campamento Poincenot y viendo la hora, decidimos emigrar del tirón hasta el Chaltén en donde pudimos tirar la enjundiosas mochilas sobre las 21:15h. 

Fueron 21 h de actividad, a pesar de la paliza si algo estaba claro, era que ese día 18 había que escapar de la montaña, lo que se avecinaba meteorológicamente no era para contemplarlo de cerca. Por desgracia, posteriormente nos enteramos, que en esos días se produjeron tres muertes en el Fitz Roy.
Foto Xose: en el último largo

Material
2 cuerdas de 60m, 1 piolet, crampones, unas 10 cintas, cordino para abandonar, un juego de fisureros, un juego completo de totems (repetir los números pequeños hasta el rojo) y un número 3 de Camalot.