martes, 8 de enero de 2013

Norte Directa Peña Santa de Castilla



Directa Norte Peña Santa (IV/3+). Más fotos al pinchar

Hacía tiempo que no me aproximaba al macizo occidental de Picos, donde, igualmente, tenía una asignatura pendiente (entre tantas): ascender la Peña Santa en invierno.

Para allí me fui con Joaquín (“Jou”, que dirían los astures), con la esperanza que hubiese unas condiciones parecidas a las del año pasado por estas fechas. Me ilusionaba hacer Tiritonitis, pero todo dependería de las condiciones existentes por la zona.

El tiempo estaba asegurado, sol a raudales, pero por contra nada de frío, es más, hacía un calor con tintes bochornosos; así que mis esperanzas bajo mínimos. Dejamos el coche en el aparcamiento de la pista que sale de los Lagos y que llega hasta el comienzo de la ruta que se dirige al Jou Santo. Hicimos las mochilas y llevamos material en exceso por si existiera alguna remota posibilidad de poder escalar alguna vía de hielo. Al poco de iniciar la ruta de ascenso al refugio de Vegarredonda, un aire cálido te golpeaba la cara y más parecía un día de mayo que pleno enero. Cerca del refugio nos cruzamos con unos montañeros que descendían y nos dijeron que de hielo nada de nada. ¡Toca replantearse los objetivos!

En el refugio había cuatro personas. Una de ellas estaba esperando por unos colegas que habían ido a la Peña Santa con idea de hacer la Norte, por lo que nos podrían informar del estado en que se encontraba. Después de cenar y hacer las mochilas, como éstos no llegaban nos fuimos a dormir. Escuché como arribaban pero no nos levantamos a preguntarles. Estaba decidido, nos dirigiríamos hacia la Peña y luego decidiríamos.

Nos levantamos a las 5:00AM y nos pusimos en marcha sobre las 6:00 AM. La Peña está lejos, aun así la ruta de acercamiento estaba bastante cómoda, no te hundías y se podía progresar hasta bastante arriba sin crampones. El frío no apareció en ningún momento y empezó a amanecer ya en el Jou de los Asturianos.
Cara N Peña Santa de Castilla

Seguimos hasta la cara N de nuestro objetivo. Una vez cerca de ella, tuve alguna duda sobre las condiciones de las vías. Tiritonitis tenía un primer largo impracticable y el comienzo del segundo dudoso; pero el resto no se veían inabordables, algo escasos de hielo pero creo que factibles, lo peor probablemente los campos de nieve sin transformar. Por otro lado, Big-foot tenía una pinta delicada; en un par de puntos se veía pobre de hielo, pero es posible que se pudiera pasar aunque con malas protecciones seguro. Así que decidimos tirarnos a lo seguro, la Norte Directa (IV/3+) que si bien se veía justa teníamos la referencia de que se había hecho.

L2. Por encima se aprecia el mixto del L3.
El primer largo sobre hielo malo y escaso, de hecho creo que no conseguí introducir un sólo tornillo, entero, ni en este largo ni en toda la ruta. Aun así, divertida toma de contacto.

Después enlazó el segundo largo Jou, sobre nieve, que te deja debajo de los 2 largos claves de la vía. Un diedro mixto que se encontraba muy precario de hielo pero que se podía proteger en roca; los más disfrutones de la vía.
Último largo que da acceso a la cresta cimera.

Una vez terminada la sección mixta se llega a un campo de nieve, mal transformada, justo por debajo de la cresta cimera. Aquí el Jou, se peleó con la nieve para poder llegar a la arista somital y luego a la cumbre, que sorprendentemente no tenía visos de haber sido hollada. La cordada del día anterior debió de pasar de subir a ella y se fue directamente hacia el primer rápel de bajada. 
Llegada a cumbre

La cumbre espectacular, con un día radiante que incitaba a quedarse un buen rato en ella. Montamos un rápel y bajamos hasta el campo de nieve, para de esta manera acceder a la cresta Oeste y buscar el siguiente rápel de bajada. Después de este y de un corto destrepe se alcanza el siguiente rápel, que te deposita justo por encima de la canal ancha. Rapelamos nuevamente, y descendimos toda la canal ancha hasta encontrar el último tinglado de bajada.

Os dejo un pequeño vídeo.