martes, 27 de febrero de 2018

Juventud divino tesoro+Directa hielo y dulce

Fotos aquí
Fotos aquí
Con motivo del primer encuentro de alpinismo gallego emigramos una gran cantidad de nativos galaicos - que raro en nosotros - hacia las tierras leonesas de Babia. Objetivo, como diría Xose: ".. crear dinámicas para desenvolver este deporte de características máis humanas ca competitivas...", vamos una fiesta de alpinismo a la gallega - sólo falló el pulpo a feira en la cumbre de Ubiña, pero todo se andará -

En lo personal lo que prometía ser un finde donde aprovecharía para realizar alguna actividad por Ubiña y asistir a alguno de los talleres propuestos, se convirtió en uno de esos instantes donde se alinean los astros para crear una atmósfera tan mágica que uno no ha podido dejar de paladear las buenas sensaciones vividas.

El primero de esos hechos relevantes se produjo el viernes cuando la Organización me confirma que voy a tener que acompañar al invitado estrella de este encuentro, todo un Carlos Suárez, por alguna de las rutas de Peña Ubina, eso sí con el compromiso de que regresásemos a tiempo para que pudiese dar su charla "Morir por la Cima" - si no mejor que no vuelva a terriña - Cualquiera que haya estado ligado al alpinismo, la escalada y ya más recientemente los saltos base habrá oído hablar de este "chaval" que con 17 años se subía en solitario por el pilar Bonatti en los Drus o por la Walker en las Jorases. ¿Pero como son estos tipos tan mediáticos en realidad? ¿son humanos o tienen ventosas en los dedos? ¿sangran cuando se cortan o expulsan carbonato cálcico? ¿es un traje lo que usan para volar o realmente tienen alas? ¿cuando lleguemos a cumbre saltará y me dejará allí colgado? Todas estas preguntas estaban en el aire - la persona más famosa que había conocido hasta la fecha era mi frutera, que tiene un género buenísimo, pero ésta es bastante humana si atendemos a lo que grita - Esa misma noche me lo presentan y con total normalidad hablamos de posibles rutas a realizar el sábado y como si fuéramos unos colegas de toda la vida, acordamos la vía: "Directa, hielo y dulce", el material a llevar y la hora de salida; de lo más natural del mundo - así da gusto 👍 -

Dibujo a lápiz y ceras realizado por Sara
Otra circunstancia que me permitió disfrutar tan gratamente de este finde, fue la presencia de un buen amigo con el que hacía bastante que no coincidía en el monte. El "Ñu" siempre me transmite muy buena sintonía, un tipo que tiene muy claro las prioridades de la vida y con el que disfruté enormente de las actividades que hicimos, así como de los licores que nos tomamos en Torrestío - hay que repetirlo más a menudo -

A todo esto hay que sumarle que el sábado a la noche, en la entrega de premios del encuentro de alpinismo - a la que tanto Carlos como yo llegamos a tiempo - le dieron el premio al mejor alpinista promesa de Galicia a Lucas, un buen amigo y compañero de aventuras en estos últimos años, al que he ido viendo crecer en esto de la escalada y del alpinismo y al que espero poder seguir viendo y compartiendo su evolución - ¡¡grande Lucas!! - Por cierto, a la Delegada del Gobierno en Castilla y León le insinué la posibilidad de un acceso al Greim "exprés" se rió pero yo que tú la llamaba...

Acceso
Desde Torrebarrio de abajo, León, acceder a la vertiene noroeste de Peña Ubina es bastante rápido y cómodo siguiendo la ruta que se dirige hacia los Llanos del Fontán y que nace antes de subir la  pista que lleva a la iglesia del pueblo. En 1h - 1h15min te plantas en la loma que sube hacia la aguja característica del Corredor de la Aguja. Subir por ella y antes de alcanzar su parte superior se puede realizar una travesía enfilando el comienzo del corredor que ya es perfectamente visible. En unos 30 minutos más puedes estar a pie de via.



Fecha de actividad: 24/02/2018

Aperturistas
Juventud divino tesoro: ??
Directa, hielo y dulce: Luis Casal y Segundo Téllez, 1982

Itinerario
Eran cerca de las nueve de la mañana cuando nos acercábamos a la entrada del cono de deyección característico de la Directa, hielo y dulce. La nieve presente nos permitió tener un acercamiento cómodo porque se encontraba bastante dura, pero a medida que fuimos ganando altura se convertiría en nieve costra. Llevávamos dos cordadas justo por delante y como lo de ponerse a correr para ver quien entra primero en el corredor tampoco nos parecía apropiado, le propuse a Carlos la posibilidad de hacer una variante de entrada "Juventud divino tesoro" que por otro lado yo no conocía y eso me permitiría hacer una nueva línea. A Carlos le pareció adecuado para evitar que nos cayesen cosas por encima y evitar embotellamientos.

L1
Finalizando el L1
La entrada de la ruta es bastante clara y serían sobre las 9:10AM cuando arranco con la primera tirada. Unos 50m de mixto con nieve sin transformar salvo llegando al final del largo que mejora algo. ¿Dificultad? pues si lo pienso creo que fue el tramo más difícil de toda la vía, porque como la nieve no colaboraba había que ir bastante fino, afortunadamente se iban encontrando puntos de autoseguro. Me dio la impresión que con nieve transformada o hielo donde pinchar sería un corredor encajonado muy recomendable.

L2
Arranca Carlos después de recuperar las manos que se le habían quedado tiesas - es humano y no tiene ventosas - Canal con nieve costra que sale hacia la izquierda para rápidamente enderezar o incluso coger algo de tendencia hacia le derecha por un tramo de mixto con nieve sin transformar y a tope de cuerda.
Punto de encuntro de las dos variantes

L3
Se salva un pequeño resalte mixto que te deposita en una canal que se ensancha progresivamente y que con tendencia hacia la derecha nos llevará a una horcada que es el punto de unión con la Directa, hielo y dulce. Un poco de ensamble para llegar a la horcada o bien se puede montar reunión fácilmente en varios puntos. En este punto nos encontramos con las dos cordadas anteriores, estaban embotellados en el largo de mixto característico de esta vía, lo positivo es que había buen rollo y en cuanto llegó Carlos, no hubo problema porque arrancásemos.

L4
Mi compi salió como un misil y ni se enteró del mixto. No hizo reunión intermedia y se fue directo a la instalación de rápel que hay para descender a la canal - extraterrestre no será pero rápido si que es - En este tramo nada de hielo, nieve sin transformar y se escalaba bien sin piolos.

L5
Rapelamos para pillar la canal central y tan pronto recuperamos las cuerdas Carlos salió para arriba y progresamos en ensamble hasta justo debajo del resalte característico de la vía. Reunión un tanto precaria, eso sí, de un "totem"...
 
Montando reunión antes del resalte superior
L6
El resalte superior era el único punto donde había el hielo suficiente que permitía salir sin mucha dificultad, no daba para proteger con tornillos, pero se pinchaba bien como para superarlo sin mayores problemas, ya por encima otra vez nieve costra. Aunque había una huella que seguía recto, desde mi punto de vista, esa salida creo que es mejor afrontarla cuando la vía tiene hielo, sin el me parece más recomendable y estético ir a buscar un corredor oculto que se encuentra más a la derecha y hacia el me fui. Hay un buen bloque donde con un fisurero y un micro se monta una buena reunión.

L7
Carlos remata el trabajo saliendo por este corredor que presenta un pequeño mixto para acceder a el, sobre unas losas tapizadas en nieve y que nos deposita en la cresta cimera.

Desde aquí a la cumbre y ya desencordados, cabalgamos unos pequeños resaltes rocosos y accedemos a la canal que nos desembarca en la cumbre de Pena Ubina. Son las 13:00h y estamos en la cumbre.

Un gran día de escalada, una buena vía y con la fortuna de conocer y compartir cuerda con un grande de nuestro deporte - ¡¡Gracias Carlos!! y no, no tiene alas ni salió volando -

Horario: unas 4 horas en la vía.

Material 
Dos cuerdas de 60m, un juego de totems, un juego de fisureros, tres clavos, 9 cintas y cuatro tornillos (no usamos ninguno), piolets, crampones y material de reunión.

Reseñas